Detenciones y denuncias

Los comentarios de Willy Toledo están amparados por el derecho a la libertad de expresión

13 Sep , 2018  

[ACTUALIZACION (26/07/2018) – El titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid procesa a Willy Toledo por un delito contra los sentimientos religiosos. Ante este avance procesal de una querella que nunca se debería haber admitido, desde la PDLI expresamos nuestro rechazo y alarma]

La Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) manifiesta su rotundo rechazo por la detención del actor Willy Toledo y recuerda que el motivo de ser llamado a declarar es una querella que nunca se tenía que haber admitido a trámite.

La PDLI recuerda, igual que en anteriores ocasiones en denuncias similares , que incluso en el caso de que los comentarios del actor “pudieran ser considerados ofensivos por algunas personas o colectivos en función de sus creencias religiosas, según el marco jurídico internacional que obliga a España, no existe el derecho a no ser ofendido”.

La PDLI denuncia que España, vulnerando tales compromisos, mantiene en su Código Penal el delito de ofensa a los sentimientos religiosos, recogido en el artículo 524, algo que  considera impropio no sólo de un estado aconfesional, sino también de un estado democrático que tiene en el pluralismo uno de sus valores fundamentales.

Por eso, la PDLI ha incluido la derogación de tal precepto entre las prioridades para esta legislatura en materia de libertad de expresión.

Una vez más, la PDLI recuerda que el derecho a la libertad de expresión tiene un carácter universal y, por tanto, “es independiente de las creencias, dogmas, valores, tradiciones, criterios sociales y culturales acerca de lo que puede ser dicho y escuchado en el seno de una determinada comunidad”, según ya explicó el jurista de la Plataforma Joan Barata a propósito de la sentencia absolutoria a Rita Maestre.

La presidenta de la PDLI, Virginia Pérez Alonso, afirmó ayer tras conocerse la detención: “resulta medieval que las ofensas a sentimientos religiosos sigan estando en el Código Penal. ¡Ofensas a sentimientos! ¿Puede haber algo más subjetivo y poco medible?”.

Información relacionada

La PDLI insta a la Fiscalía a respetar los parámetros internacionales sobre libertad de expresión en el caso de Drag Sethlas (7 de marzo de 2017)

Por qué la absolución a Rita Maestre es una buena noticia para la libertad de expresión, por la PDLI (16 de diciembre de 2016)

Sobre el inexistente derecho a no ser ofendido, por Joan Barata (26 de mayo de 2016)

 


Comments are closed.