Qué es la PLI

La Plataforma por la Libertad de Información (PLI) es una organización independiente, apartidista y plural dedicada a la defensa de los derechos a la libertad de expresión e información, y a denunciar y frenar cualquier ataque contra los mismos.
Integrada por medios de comunicación, organizaciones de periodistas y de abogados, organizaciones sociales y universidades, la PLI se ha convertido, desde su constitución, en noviembre de 2014 (como PDLI), en una referencia en la denuncia de las vulneraciones contra la libertad de expresión e información en España.
Los posicionamientos de la PLI, independientes de cualquier ideología política o partidismo, se basan en el más riguroso análisis legal de cada caso siguiendo los estándares legales internacionales sobre libertad de expresión e información.

La misión de la PLI es la defensa de la libertad de información y expresión, de la libertad de prensa y de noticias y opiniones.

Seguimiento y difusión de los ataques a la libertad de expresión, tanto contra periodistas y medios, como contra activistas, movimientos sociales o ciudadanos. Además, impulsamos campañas para reaccionar a proyectos de ley restrictivos de las libertades de expresión e información y realizamos acciones de formación.
Somos una organización de vocación digital, y la defensa de una Internet libre y abierta es una de nuestras prioridades.
Promovemos un periodismo responsable que se guíe por principios éticos y de respeto por la verdad.

Lo hacemos mediante:

  • El seguimiento y difusión de casos en redes sociales, en web y a través de medios de comunicación.
  • El análisis jurídico.
  • Acciones de incidencia política y de denuncia antes instituciones.
  • La elaboración de publicaciones.
  • Seminarios y talleres de formación.
  • La organización y/o participación en congresos, jornadas, coloquios y debates.
  • Desarrollo de herramientas digitales y de visualización: mapea.cc / Timeline.
  • Campañas de sensibilización o de llamamiento público, entre otras acciones a través de ‘decálogos’ o ‘manifiestos’.
Nuestras actuaciones y posicionamientos se rigen por los estándares internacionales sobre libertad de expresión e información asentados en: acuerdos y tratados internacionales, recomendaciones de organismos internacionales sobre estos derechos, y jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) y de nuestro Tribunal Constitucional.

Documento: “Principios y valores de la PDLI” [pdf.]

  • Transversales. La libertad de expresión y la libertad de información son derechos de todas las personas, no solo de los periodistas. Por eso somos una organización plural y transversal que, además de contar con profesionales de la información, integra a todos los sectores afectados y preocupados por la vulneración de estos derechos.
  • Rigor jurídico. Nuestro marco de actuación y comunicación es el de los estándares jurídicos internacionales. Todos los posicionamientos de la PLI se basan en el más riguroso análisis jurídico de cada caso y son ajenos a cualquier orientación sectorial, ideológica o partidista.
  • Activismo. Queremos mejorar la situación de la libertad de expresión en España, por eso no nos quedamos solo en el análisis o en la denuncia pública. Emprendemos las acciones necesarias para contribuir a cambiar las cosas.
  • Defensa de Internet. Defendemos las libertades en Internet porque consideramos que, junto con todos los desafíos y problemas que presenta, por encima de todo es una tecnología que ha permitido mejores oportunidades para informar e informarse.
El funcionamiento de la PLI se rige por sus estatutos y por acuerdos y compromisos aprobados por sus órganos de gobierno.

Documento: Estatutos de la PDLI [pdf.]

  • Derechos humanos y libertades fundamentales: libertad de expresión, libertad de información, derecho a la información, derecho de manifestación, igualdad de género.
  • Transparencia y acceso a la información.
  • Regulación de medios: mercado audiovisual, libre competencia.
  • Libertad de prensa, periodismo y protección de los y las periodistas.
  • Periodismo, medios e innovación: modelos de negocio, periodismo de datos, periodismo de investigación, tecnologías en el periodismo.
  • Periodismo responsable: periodismo y mujer; periodismo y minorías.
  • Derechos digitales y regulación de Internet: privacidad, vigilancia online, libertades en Internet y sus límites –copyright, fake news…-, ciberseguridad.
  • Filtraciones y protección de los denunciantes.
  • Fake news, desinformación y verificación de contenidos (fact-checking).
  • Libertad de expresión y sus límites.

Junta Directiva:

La Plataforma por la Libertad de Información (PLI) nace en noviembre de 2014 ante la preocupación de un grupo de organizaciones y personas del ámbito jurídico, del periodismo y de los movimientos sociales por las amenazas a los derechos de libertad de información y de expresión en España.

Reformas legales que penalizan el derecho de protesta y la difusión de información, como el Proyecto de Ley Orgánica sobre Protección de la Seguridad Ciudadana, o que impiden el normal funcionamiento de Internet, como la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual; normas que obstaculizan el acceso a la Justicia, como la de tasas judiciales; o que neutralizan el derecho a la información pública, como ocurre con la mal llamada Ley de Transparencia; o prácticas que, desde el poder político, buscan el control de los medios, como la contratación de publicidad institucional como elemento discrecional para garantizar la supervivencia de medios afines frente a los que no lo son, ponían de manifiesto, entonces, lo precario de estos derechos esenciales.

Al mismo tiempo, en un contexto de crisis económica y política en el que surgieron nuevas formas de protesta apoyadas en gran medida en la libertad de información que en particular permite Internet, desde el poder se reaccionó con contundencia para frenar su desarrollo, a través de iniciativas que llegan a vulnerar derechos fundamentales.

Así, para impulsar acciones que contribuyesen a detener esa peligrosa tendencia, surge la PLI, integrada por organizaciones de juristas y abogados, como el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM); de periodistas, como la Federación de Sindicatos de Periodistas; por medios como eldiario.es, 20minutos, la agencia DisoPress, o la revista Mongolia; asociaciones de consumidores como la OCU y CEACCU; profesores de universidad y grupos de investigación como Manuel Sánchez de Diego (UCM), Manuel Maroto (UCLM) o el grupo sobre redes, movimientos y tecnopolítica de la UOC; y periodistas, cineastas y abogados como Mario Tascón, Virginia Pérez Alonso, Juan Luis Sánchez, Stéphane M. Grueso o Carlos Sánchez Almeida.

Su proyecto fundacional se orientaba al seguimiento y difusión de los ataques a la libertad de expresión, tanto contra periodistas y medios, como contra activistas, movimientos sociales o ciudadanos; y también a promover campañas para reaccionar a proyectos de ley restrictivos de las libertades de expresión e información, y realizar acciones de formación, dirigidas tanto a periodistas como a activistas y movimientos sociales, para un ejercicio “seguro” de ambos estos derechos.

La PLI se presentó públicamente en una intensa jornada de análisis y debate celebrada en el ICAM.

Descárgate nuestra memoria “5 años de la PDLI (2014-2019)

[Próximamente]